21 noviembre 2016

Berenguela de Navarra. Reina de Inglaterra. Buscando a la consorte de Ricardo Corazón de León.

Un viejo sueño hecho, por fin, realidad! Antes de navidades (hacia el 10 de diciembre) podremos disfrutar la traducción al castellano del Berengaria. In Search of Richard the Lionheart’s Queen, la extraordinaria investigación publicada en 1999 por la anglo-australiana Ann Trindade; profesora (hoy emérita) de Historia Medieval de la Universidad de Melbourne.


Es un proyecto que llega a buen puerto gracias, por supuesto, a la desinteresada colaboración de la autora y al entusiasta empeño de Aritz Otazu de Mintzoa Editorial.

Repito aquí la sinopsis que publiqué allá por 2008 de la versión original en inglés. Omito las anotaciones realizadas entonces por haber sido ya corregidas.

Este trabajo de la anglo-australiana Ann Trindade es, sin lugar a dudas, la mejor biografía que se ha escrito sobre Berenguela. Apoyándose en una completa base documental -sólo ver la bibliografía consultada nos da una idea de ello- la autora analiza tanto la escasa información que de Berenguela ha llegado hasta nosotros, como los abundantes silencios. Su investigación sigue las pautas de la historiografía actual, sobre todo en lo referente al papel desempeñado por las mujeres en la Edad Media, manteniendo una actitud claramente revisionista de unos textos escritos desde la perspectiva de los hombres. En este sentido, su capítulo "Why Berengaria?" resulta, además de muy revelador, de imprescindible lectura para los profanos que nos acercamos por primera vez a la vida de una mujer de la Edad Media.

En contra de lo que suele ser habitual, Ann Trindade trata con toda la profundidad que es posible todos los periodos de la vida de Berenguela, incluido el de infanta. Salvo pequeños detalles, y a pesar de la distancia, demuestra haber comprendido bastante bien la compleja realidad cultural y política de aquella Navarra del siglo XII en torno a la cual se crió y formó la infanta navarra, y cuyo conocimiento resulta imprescindible para entender algunos de sus comportamientos posteriores.

Es posible que, tal y como he podido leer por ahí, el libro decepcione por no poder dar más noticias sobre Berenguela de las que nos gustaría, pero es que, salvo que alguien saque a la luz documentos perdidos, lo cierto es que apenas hay nada más. Ciertamente, en muchos momentos el trabajo de Ann Trindade es especulativo, pero como comenta Joanna L. Laynesmith, esto se ha realizado con fundamento, explorando el contexto ideológico, social y político en el que Berenguela vivió con el fin de aproximarnos a su reinado [02]. La misma autora nos advierte que la infanta navarra no es el personaje más adecuado para protagonizar una biografía convencional. Pero bueno, esto, más que una excepción, desgraciadamente es una generalidad para con la mayoría de las mujeres de la época. De hecho, ni la mismísima Leonor de Aquitania da para mucho más si se eliminan todas las ficciones que se han ido incorporando a sus biografías con el paso del tiempo.

Ficha técnica:

Título: Berenguela de Navarra. Reina de Inglaterra. Buscando a la consorte de Ricardo Corazón de León.
Autor: Ann Trindade
Editorial: Editorial MINTZOA
Año: 2016
Páginas: 352
ISBN: 97884-96513-17-4

Sinopsis de la contraportada:

Aunque Ricardo Corazón de León es uno de los héroes medievales más reconocido, apenas se sabe nada de Berenguela, la mujer con la que, en mayo de 1191, se casó camino de la Tercera Cruzada. Esta biografía pretende corregir este olvido. A través de las fuentes más tempranas, Berenguela se perfila como una mujer de notable coraje y tenacidad que, como las tórtolas -el emblema medieval representado en su sello, hoy perdido, que simboliza la fidelidad que dura toda la vida-, permanece fiel a sus votos tanto como reina consorte como durante sus largos y solitarios años de viudez.

Desde un punto de vista más amplio, su vida nos habla de la fortuna que deparaba a las mujeres en una era dominada por los hombres, añadiendo otra dimensión a la imagen medieval de su reinado. Destaca el papel del papado en la protección de los huérfanos y las viudas en una época de brutal realpolitik.

Este libro se basa en el testimonio de las crónicas medievales y de los registros administrativos dispersos en tres países: España, Francia e Inglaterra. La historia de Berenguela comienza en el reino de Navarra que gobierna su padre, durante su breve período de independencia a mediados del siglo XII. Continúa por su efímero pero azaroso matrimonio y muestra cómo ella sobrevivió siendo una viuda en una situación plagada de obstáculos. Y concluye con una meditación sobre la efigie yacente, probablemente encargada por la reina misma, en la abadía que fundó en 1230, justo antes de su muerte.


Manuel Sagastibelza.